Vuelo Acrobático y Drones

Vuelo Acrobático y Drones

El pasado día 3 de agosto Dronaire Vuelos y Teis Imagen hemos iniciado un proyecto innovador gracias a la generosidad de Cástor Fantoba, integrante del Equipo Nacional de Vuelo Acrobático, nueve veces (y actual) campeón absoluto de España en la modalidad clásica y de Europa en 2014 y cuatro veces campeón de Freestyle, modalidad de la que es actualmente segundo del mundo.

Combinar el vuelo de un dron con el del Sukhoi 26 requiere de una planificación extrema en cuanto a seguridad en vuelo, además de una total coordinación con el aeródromo. Queda mucho trabajo por hacer, pero el resultado obtenido hasta el momento está siendo único, ya que nunca se ha combinado la operatividad de un dron con la de un avión acrobático en vuelo.
De nuevo muchas gracias al maestro Cástor Fantoba y a su equipo por todas las facilidades que nos están proporcionando.
DJI Inspire 2
Sukhoi 26
Parrot ANAFI Thermal: un pequeño profesional a la altura de los más grandes

Parrot ANAFI Thermal: un pequeño profesional a la altura de los más grandes

Parrot ANAFI Thermal: un pequeño profesional a la altura de los más grandes

(Redacción: Alberto Ferreras / Dronaire)

 

Buscar en el mundo de los drones algo ultracompacto, ligero, eficiente y accesible casi a la totalidad de los lugares es difícil. Si además se necesitan dos cámaras de precisión para capturar lo visible y lo invisible, la búsqueda se complica aún más. El Parrot ANAFI Thermal es una de las opciones más interesantes de las que existen actualmente en el mercado cada vez más exigente de los RPAs, teniendo en cuenta que la normativa actual marca unas condiciones de seguridad extremas para este tipo de plataformas aéreas integradas.

 

Heredero de una larga historia en el mundo de los drones, el ANAFI Thermal queda muy lejos de sus predecesores AR presentados en 2010, y también de las actuales series Bebop y Mambo, destinados a un uso mucho más amateur que profesional.  Y es que en tan sólo 10 años, la evolución de los drones ha experimentado un salto cuantitativo y cualitativo que sigue en constante evolución. De hecho, es una herramienta de trabajo que, sin lugar a dudas ha venido para quedarse, de ahí la necesaria y estricta legislación europea al respecto (https://www.dronairevuelos.es/conoces-las-normas-para-volar-un-dron/).

Un dron de trabajo

Provisto de una cámara con sensor FLIR LEPTON 3.5 (radiométrico), otra con un sensor CMOS 1/2,4″ de 21 MPx UHD MPx en foto y 4K en vídeo, con zoom 3x y un peso total con batería de 315 g, el ANAFI Thermal es la herramienta de trabajo ideal para un uso profesional. Su cámara infrarroja le hace totalmente apto para desarrollar tareas en campos como el de la construcción y obra pública, seguridad civil y/o salvamento, vigilancia de fuentes y distribución de energía o en protección medioambiental.

Dentro de la serie ANAFIi, el Thermal es una herramienta fácil de transportar, ofrecida por el fabricante con los siguientes accesorios y repuestos:

  • 1 Parrot Skycontroller 3
  • 3 baterías inteligentes
  • 1 bolsa de transporte
  • 1 cargador multipuerto USB
  • 1 soporte para tableta
  • 8 palas de hélices de repuesto
  • 1 tarjeta microSD de 16 GB
  • 4 cables USB-A/USB-C

Especificaciones

Sus características de vuelo le hacen perfectamente compatible con la gran mayoría de operaciones requeridas para un drone de este peso y tamaño (plegado: 218x69x64mm, desplegado: 241x315x64mm). Hay que tener presente la limitación tanto en altitud máxima de vuelo como en la resistencia máxima al viento, ambas no recomendables que se lleven al límite, sobre todo si las condiciones climatológicas son inestables.

  • Peso: 315 g (0,69 lb)
  • Distancia máxima de transmisión: 4 km (2,15 NM) con Parrot Skycontroller 3
  • Duración máxima de vuelo con una batería: 26 min (78 min en total con las tres baterías)
  • Velocidad horizontal máxima: 55 km/h (29,69 Kn)
  • Velocidad vertical máxima: 4 m/s (1,21 ft/s)
  • Resistancia máxima al viento: 50 km/h (26,99 Kn)
  • Altitud máxima de vuelo: 4.500 m (14.763 ft) por encima del nivel del mar
  • Temperatura de funcionamiento: de -10 a 40 °C (14 F a 104 F)

Prueba de vuelo

(Por Emilio González / Dronaire)

Mi experiencia con el ANAFI Thermal ha sido excepcional, tanto volándolo como hobby como trabajando en un tiempo de terminado, o en situaciones o lugares concretos, es un drone absolutamente fiable.

El ANAFI Thermal ha sido una perfecta herramienta de trabajo durante cuatro meses. Con un vuelo sencillo, fiable y estable, tiene las características de un dron profesional en versión reducida, lo que hace que el mantenimiento, despliegue y repliegue sea rápido y sencillo. Muy cómodo de trasportar, en cualquier intervención rápida puede estar operativo en menos de tres minutos.

La maniobrabilidad en situaciones claves es excelente, y más concreto en el modo ‘película’ (que se podría denominar como ‘modo trabajo’), incluido para el sector de las emergencias. Algunos podrían denominarla de modo erróneo como lenta. Al contrario. Es una manera de pilotar muy segura, mediante la cual se obtienen muy buenas imágenes, incluso cuando operamos en emergencias.

Es cierto que los sensores de proximidad son una gran ayuda con respecto a la seguridad, pero algunos pilotos no los usamos, especialmente en determinados trabajos. Con el ANAFI Thermal, y gracias a su tamaño y estabilidad, he podido acceder por huecos, pequeñas ventanas y me ha permitido acercarme a estructuras verticales y trasversales con el fin de valorarlas sin ningún tipo de problema.

Tener la cámara que toma visión cenital de la escena sin que en ningún momento le interfiera la estructura del dron o las hélices, es una ventaja sobre otros drones. La valoración de los techos de una estructura pudiendo combinar la cámara RGB con la térmica, aproximarse o aplicar el zoom manteniendo la estabilidad del Thermal, sin perder calidad, es una ventaja muchos trabajos de reconocimiento y vigilancia

La sencillez del mando pone a disposición los controles clave en cada dedo y son fáciles de encontrar al tacto. Poder centrar la cámara y poder cambiar de plano rápidamente de manera táctil y sencilla, son pequeños detalles que en situaciones urgentes son fundamentales.

Especialmente importante es el desarrollo del FreeFlight6, permitiendo controlar modos, preajustes, la cámara térmica, cineshots y la cámara en la parte inferior del dispositivo. Todo de modo intuitivo y rápido, lo que permite una gran agilidad en el manejo, y no provoca retrasos buscando en los menús de opciones.

En cuanto a la estabilidad del Thermal, y gracias a su volumen y resistencia al viento, mantiene la estabilidad permanentemente, lo que es una ventaja cuando el drone sale al exterior desde el interior de un edificio. Esta característica también es de gran ayuda cuando se atraviesa un incendio de vegetación con corrientes térmicas ascendentes. El Parrot ANAFI Thermal ha conseguido estabilizarse y seguir obteniendo imágenes de manera estable y siempre bajo nuestro control.

Valoración final

Ventajas

 

  • Ligero, robusto y fiable
  • Excelente calidad de imagen
  • Fácil de transportar

 

Sugerencias

 

  • Un zoom con más opciones de aumento
  • Sistema FPV (First Person View) integrado en el equipamiento general

Conclusiones

 

El Thermal es la evolución de Parrot hacia los drones de trabajo para diferentes tareas especializadas. Por sus características se ha convertido en el predecesor del nuevo ANAFI USA, aún no presentado en España, y que vendrá a complementar la oferta del fabricante francés en el campo de los RPAs profesionales.

 

  • Diseño y calidad: 9
  • Autonomía: 9
  • Performances: 8
  • Relación calidad/precio: 8
  • Nota media: 8,5
  • (Agradecemos a Parrot todas las facilidades que nos han dado a la hora de realizar este reportaje)
Naturaleza y Drones

Naturaleza y Drones

Cuando se vuela un Dron en plena naturaleza, siempre debemos tener en cuenta que estamos compartiendo el espacio aéreo con diferentes especies de animales, independientemente de que lo hagamos en un espacio protegido o no.

Foto dron
Embalse Cuerda del Pozo

El ruido generado por los motores del Dron, junto con una proximidad excesiva, puede asustarlos y como consecuencia afectarlos negativamente.

Para evitar molestias a los animales, es recomendable que, en el momento en que veamos que se puede acercar algún animal, dejemos de volar el Dron. Además, hay que evitar grabarlos de cerca y mantener siempre una distancia de seguridad.

Por ello, es fundamental, antes de pilotar un Dron, cumplir con toda la normativa vigente respecto a su uso en la naturaleza y comprobar si se trata de un espacio protegido o no. Veamos:

A nivel europeo existe la Red Natura 2000, una red ecológica destinada a la conservación de áreas de biodiversidad, formada por Zonas Especiales de Conservación (ZEC), Lugares de Importancia comunitaria (LIC), y Zonas de Especial Protección para las Aves (ZEPA).

Enaire
Espacios de naturaleza Protegidos.

ZEC.

Las Zonas Especiales de Conservación (ZEC) son áreas de gran interés medioambiental para la conservación de la diversidad, las cuales han sido designadas por los estados miembros de la Unión Europea.

LIC.

Los Lugares de importancia comunitaria (LIC) son zonas de Europa designadas de interés comunitario por su potencial contribución a restaurar el hábitat natural, incluyendo los ecosistemas y la biodiversidad de la fauna y flora silvestres.

ZEPA.

Enaire Drones
Zona Zepa.

Son Zonas de Especial Protección para las Aves. Esto significa que a lo largo de la geografía del país existen regiones donde se protege, vigila y cuida a la fauna.

Europa creó hace tiempo una red de espacios protegidos donde las aves pueden sobrevolar, vivir y anidar bajo una especial protección y cuidado, y pueden cruzar fronteras sabiendo que van a ser vigiladas de la misma forma.

En España desde el año 2014, con el Real Decreto – Ley 08/2014, y posteriormente en 2017,  con el Real Decreto 1036/2017, existe una regulación específica para el uso de los drones que, como aeronaves, están sujetos a la normativa aeronáutica. También deben respetar las restricciones establecidas por la clasificación del espacio aéreo (comunes para todas las aeronaves) y las limitaciones respecto a la altura de vuelo.

¿COMO ACTUAR PARA VOLAR EN ESTOS ESPACIOS?

Enaire Drones
Enaire Drones

Los espacios Naturales Protegidos disponen de Planes de Ordenación de Recursos Naturales, así como Planes Rectores de Uso y Gestión.

Para averiguar si vamos a volar en un espacio protegido, deberemos consultar la página de Enaire Drones.

Debemos establecer comunicación con la Administración responsable solicitando información y autorización para el vuelo con drones.

En este punto es donde el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación nos ofrece cartografía SIG donde, a golpe de pocos clics, podremos averiguar a qué Administración dirigirnos en cada zona concreta, es decir, sobre quién recae la responsabilidad en cada caso.

Pincha aquí para ver la cartografía SIG.

Trabajo Dron
Geo Portal

Una vez en él, se desplegará un mapa de todo el territorio representando las distintas zonas protegidas (LIC y ZEPAS), cada una con un color diferente cuyo significado lo encontraremos en la pestaña LEYENDA.

Una vez ubicada la localización a consultar, tocaremos en el icono de información y a continuación podremos seleccionar la zona en la que se precisa volar el Dron.

Se desplegará otra ventana en la que se nos mostrará la denominación de la zona y un icono para acceder a la ficha de la zona: en el PDF emergente tendremos la información de contacto del organismo responsable.

 

SkyEye, R4E.

SkyEye, R4E.

SkyEye, el R4E.

El Systems SkyEye es un UAV (Unmanned Aerial Vehicle, avión militar operado sin piloto) de reconocimiento, desarrollado en los Estados Unidos a principios de la década de 1970 por Developmental.

Foto: via Jane’s

El primer prototipo de la serie SkyEye, el R4E, se fabricó en 1973. Entró en servicio en varios países: EE.UU., Panamá, Egipto y Marruecos, para la vigilancia en el campo de batalla.

También fue utilizado con fines comerciales para rociar pesticidas en los campos de cultivo.

Drawing: via UAV Forum

El Ejército de los EE.UU. utilizó algunos R4E para patrullas de reconocimiento fronterizo en Centroamérica.

El R4E es un monoplano ligero, con una envergadura de 17 pies y dos colas, impulsado por una sola hélice montada en la parte trasera del avión.

El R4E está equipado con una cámara RGB panorámica, TV LLL (bajo nivel de luz), FLIR (infrarrojo progresivo). Las últimas versiones disponen además de una unidad GPS, otorgándoles una mayor precisión de navegación.

Foto el faro.net

Paginas consultadas:

http://www.designation-systems.net/dusrm/m-149.html

Wikipedia.

www.elfaro.net

 

 

¿Me pueden multar por usar mal mi Dron?

¿Me pueden multar por usar mal mi Dron?

Hace unos días un dron sobrevoló las pistas del aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas ocasionando el cierre del espacio aéreo de Madrid durante un par de horas. Según la normativa, los pilotos se enfrentarán a sendas multas. Un dron no es un juguete y es preciso saber cómo, cuándo y dónde volarlo. Si no cumples con las normas establecidas, te arriesgas a multas que pueden llegar a 225.000 euros, para pilotos no profesionales.

En España hay una normativa básica “que es de obligado cumplimiento y, en función de si el vuelo es profesional o recreativo, tienen que cumplir una serie de requisitos”. Las sanciones por incumplimiento de la norma vienen reguladas por la Ley de Seguridad Aérea y, dependiendo de la gravedad de la infracción (y de si la comete un particular o un profesionales), son las siguientes:

Particulares:

  • Leves: entre 60 euros y 45.000 euros.
  • Graves (causan daños personales o incidentes): entre 45.001 euros y 90.000 euros.
  • Muy graves (provocan accidentes aéreos, muerte…): entre 90.001 y 225.000 euros.

Sanciones a empresas o profesionales:

  • Leves: entre 4.500 euros y 70.000 euros.
  • Graves: entre 70.001 y 250.000 euros.
  • Muy graves: entre 250.001 y 4,5 millones de euros.

La clave para evitar sanciones radica en la localización donde se vuelan los drones, ya que existen zonas prohibidas para el uso de estas aeronaves no tripuladas. Por ejemplo, en el caso de los vuelos recreativos no podremos hacer volar el dron si hay un aeropuerto o un aeródromo a menos de 8 kilómetros de distancia, así como tampoco dentro de un espacio aéreo controlado.

La ley establece que el dron deberá permanecer siempre dentro del alcance visual del piloto y no elevarse más de 120 metros desde el suelo.

Esta prohibido volarlos en áreas de alta sensibilidad o ecosistemas en peligro.

Antes de aventurarnos a volar un dron, es recomendable visitar la pagina de ENAIRE, nos evitaremos un disgusto.