fbpx

Un Dron no es un juguete que se pueda volar en cualquier lugar: la utilización de un dron está sujeta al cumplimiento de una serie de normas.

El incumplimiento de estas normas conlleva sanciones económicas que van desde los 60€ en los casos más leves hasta los 225.000€ en los casos más graves.

El término inglés “Drone” llegó al castellano como Dron. También conocido como RPA (Remotely Piloted Aircraft), la palabra Dron hace referencia a vehículos aéreos no tripulados, que son controlados por un piloto remoto. UAV: Unmanned Aerial Vehicle. Generalmente se refiere a cualquier avión militar operado por un piloto remoto.

Foto: Alberto Ferreras/Dronaire

Para volar un dron dentro de la legalidad, se tienen que conocer las leyes básicas:

  • Real Decreto 1036/2017, de 15 de diciembre, por el que se regula la utilización civil de las aeronaves pilotadas por control remoto.
  • Real Decreto 552/2014, de 27 de junio, por el que se desarrolla el Reglamento del aire y disposiciones operativas comunes para los servicios y procedimientos de navegación aérea.

Vamos a repasar los requisitos indispensables para volar drones de uso recreativo:

  • Según estable el artículo 8 del RD 1036/2017: Todas las aeronaves pilotadas por control remoto (RPA) deberán llevar fijada a su estructura una placa de identificación ignífuga, en la que deberá constar la identificación de la aeronave, mediante su designación específica, incluyendo el nombre del fabricante, tipo, modelo y, en su caso, número de serie, así como el nombre del operador y los datos necesarios para ponerse en contacto con él.

A la hora de volar:

  • Hacerlo siempre de día, con las condiciones meteorológicas adecuadas (sin niebla, lluvia o viento).
  • Si vuelas de noche, se tienen que cumplir los mismos requisitos meteorológicos, el dron tiene que pesar menos de 2 kg y no se puede volar a mas de 50m de altura.
  • En condiciones diurnas la altura máxima de vuelo es de 120m, con una distancia máxima de 500m dentro del alcance visual del piloto. Denominado (VLOS por sus siglas en inglés «Visual Line of Sight»).
  • Si se utilizan gafas FPV para volar, se tiene que estar acompañado por una persona que realice las funciones de observador.
  • No es necesario estar en posesión de la habilitación como piloto.
  • Los menores tienen que estar siempre bajo la supervisión de un adulto cuando vuelen drones.
  • Es muy recomendable contratar un seguro de responsabilidad civil, ya que los daños que se ocasionen, si el dron provoca un accidente, los va a tener que sufragar el piloto.
  • Es fundamental cumplir con la ley de protección de datos y el derecho a la intimidad, si vamos a realizar fotografías o grabaciones de video.
Foto: Fco Muñoz/Dronaire

Volar un dron también conlleva una serie de limitaciones:

No podemos volar un dron (estas normas son de obligado cumplimiento, para todos los drones, incluidos los de peso inferior a 250g) en los siguientes supuestos:

  • En espacios aéreos controlados o en zonas de vuelo a baja altura.
  • A una distancia menor de 8 km, de un aeropuerto o aeródromo.
  • Volar de noche, si el dron pesa mas de 2kg y a una altura mayor de 50m.
  • Sobre edificios y aglomeraciones de personas el peso tiene que ser inferior a 250g y a una altura máxima de 20m.
  • No podrá pilotarse un dron desde vehículos en movimiento.

Para volar de forma segura, ENAIRE pone a disposición de todos los ciudadanos la aplicación ENAIRE Drones, donde se puede verificar si en la zona donde se pretende volar está permitido el uso de drones.

Si se cumplen con las normas establecidas, se puede volar un dron sin temor a ser sancionado.

Francisco J Muñoz.

 

 

Por dronaire

Este sitio web puede utilizar cookies técnicas (pequeños archivos de información que el servidor envía al ordenador de quien accede a la página) para llevar a cabo determinadas funciones que son consideradas imprescindibles para el correcto funcionamiento y visualización del sitio. Las cookies utilizadas tienen, en todo caso, carácter temporal, con la única finalidad de hacer más eficaz la navegación, y desaparecen al terminar la sesión del usuario. En ningún caso, estas cookies proporcionan por sí mismas datos de carácter personal y no se utilizarán para la recogida de los mismos. Mediante el uso de cookies también es posible que el servidor donde se encuentra la web reconozca el navegador utilizado por el usuario con la finalidad de que la navegación sea más sencilla, permitiendo, por ejemplo, el acceso de los usuarios que se hayan registrado previamente a las áreas, servicios, promociones o concursos reservados exclusivamente a ellos sin tener que registrarse en cada visita. También se pueden utilizar para medir la audiencia, parámetros de tráfico, controlar el progreso y número de entradas, etc., siendo en estos casos cookies prescindibles técnicamente, pero beneficiosas para el usuario. Este sitio web no instalará cookies prescindibles sin el consentimiento previo del usuario. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador para ser alertado de la recepción de cookies y para impedir su instalación en su equipo. Por favor, consulte las instrucciones de su navegador para ampliar esta información.    Ver Política de cookies
Privacidad